Menu
Contáctanos
Contáctanos 55 5011 9400 Lunes a Sábado 09:00-21:00

Cerraste sesión exitosamente

Te enviaremos un correo con instrucciones para reestablecer tu contraseña

¡Tips de ahorro gratuitos!

Recibe los mejores consejos para ahorrar dinero. ¡Suscríbete a nuestro boletín semanal!

Tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito sin anualidad o con anualidad cero son aquellas que no te cobran ninguna cuota o comisión por tenerla, siempre y cuando cumplas con las condiciones del contrato.

La anualidad, o comisión anual, es un importe de dinero que debes pagar cada año, de forma similar a una membresía o una suscripción. Dicho cargo se aplica de forma automática al saldo de la tarjeta de crédito.

No obstante, algunas instituciones bancarias no cobran anualidad en sus tarjetas Premium o incluso en sus tarjetas de crédito clásicas, con la condición de que el cliente cumpla con los requisitos establecidos en el contrato, que generalmente son mantener un saldo mínimo y hacer uso de la tarjeta de crédito al menos una vez al mes.

Las tarjetas de crédito sin anualidad funcionan como una tarjeta de crédito convencional, con la que también pueden pagarse servicios, como un seguro de auto o un plan tarifario de teléfono; o bien, adquirir productos a crédito que de otra forma no podrías pagar.

En esta sección te explicamos cómo funcionan las tarjetas sin anualidad, además de sus características y beneficios.

La anualidad de una tarjeta de crédito es una cuota o comisión que el banco te cobra cada año por darte una línea de crédito y además recibir los beneficios adicionales que ofrece dicha institución bancaria; por ejemplo, algún programa de recompensas, seguro de auto o blindaje de la tarjeta en caso de emergencia, entre otros.

Las tarjetas de crédito sin anualidad o de anualidad cero, no te cobran esa comisión; pero generalmente te pedirán usar la tarjeta al menos una vez al mes o mantener un saldo mínimo en la cuenta, de lo contrario harán el cargo automático por la comisión anual. Consulta las condiciones de tu contrato antes de firmarlo.

Si quieres saber los términos frecuentes en los contratos, revisa este glosario de tarjetas de crédito.

Existen 3 modalidades elementales de tarjeta de crédito sin anualidad:

  • La tarjeta de crédito clásica sin anualidad: que no te cobra anualidad, pero tampoco te da acceso a todos los beneficios que el resto de las tarjetas.<
  • La tarjeta de crédito sin anualidad de por vida: tampoco te cobra anualidad, y frecuentemente estos beneficios se extienden a uno o dos adicionales del titular.
  • La tarjeta de crédito sin anualidad condicionada o de reembolso: el banco te cobra la anualidad, pero te la “devuelve” si cumples ciertas condiciones de uso, por ejemplo, mantener un saldo promedio o usarla cierto número de veces.
  • Importante: Muchos bancos ofrecen anualidad gratis solo el primer año, y a partir del segundo, te cobrarán la comisión anual normalmente. Antes de aplicar a una tarjeta de crédito, pregunta si éste es el caso y compara algunas alternativas ya sea con el mismo banco o con otros. Si quieres comparar qué tarjetas de crédito sin anualidad se ofrecen en México usa nuestro comparador gratuito en línea.<
  • Una tarjeta de crédito sin anualidad o de anualidad cero es recomendable si vas a usarla para hacer algunas compras en línea, adquirir productos o servicios a mensualidades o domiciliar pagos de servicios (luz, agua, gas, cable), ya que además de darte crédito, te sirve para cubrir gastos fijos que haces cada mes, y al pagarlos con tu tarjeta te ahorrarás la anualidad de ésta.
  • Las tarjetas de crédito sin anualidad son ideales para pagar todos los servicios fijos (cable, luz, gas, teléfono) sin tener que acudir a las sucursales ni pasarte de las fechas límite. De esta manera, estás al día con tus servicios sin temor a que te los corten, y además cumples el requisito mínimo de uso de la tarjeta.

    Otras ventajas de usar una tarjeta de crédito son tener liquidez inmediata para aprovechar mejores precios, diferir tus pagos a meses sin intereses, hacerte de un seguro de auto, y comenzar tu historial crediticio para acceder a otro tipo de créditos más altos, como el hipotecario o automotriz. Revisa los beneficios de una tarjeta de crédito en este artículo. Para recibir las promociones mensuales que los operadores Visa y MasterCard suelen dar a sus clientes y conocer otras promociones semanales de las tarjetas de crédito, suscríbete a nuestro newsletter.

    Existen distintos medios por lo cuales puedes solicitar una tarjeta sin anualidad:

    En línea

    Puedes usar tu conexión a internet para aplicar a un tarjeta de este tipo desde un dispositivo móvil como tu teléfono, tablet o computadora. Lo único que debes de hacer es entrar a ComparaGuru.com y aplicar a la tarjeta que más te convenga. Una vez que hayas completado el proceso de llenado de datos, te mostraremos los resultados (tarjetas de crédito) que más se adapten a tus necesidades. Recuerda que nosotros no aprobamos las tarjetas por lo que debemos de esperar a la resolución del banco.

    Nuestro algoritmo tiene la intención de acercarse lo más posible a la aprobación de tu tarjeta, por lo que es necesario que seas muy sincero a la hora de llenar tus datos. Nuestros asesores con mucho gusto pueden apoyarte en el proceso de aplicación, monitoreo y recolección de tu plástico.

    En el banco

    Puedes acudir directamente al banco, formarte, esperar tu turno y solicitar tu tarjeta llenando un formulario con un ejecutivo. Después debes de esperar a que el banco apruebe tu solicitud y posteriormente comunicarse para saber en qué estado de solicitud se encuentra tu aplicación. Cada banco tiene distintas opciones de tarjetas de crédito por lo que que si quieres elegir la mejor, te sugerimos comparar opciones en distintos bancos y elegir los beneficios y tarifas que mejor te convengan.

    Es poco probable que logres elegir la mejor tarjeta de crédito sin anualidad con con solo ir a un banco. Te recomendamos que si prefieres aplicar de manera presencial, vistes varios bancos y compares las propuestas que te hace cada uno.

    Solicitar una tarjeta de crédito sin anualidad te conviene más en ComparGuru.com porque además de que te ahorras el tiempo y dinero de ir al banco, el servicio es el mejor que vas a poder tener en todo el proceso de aplicación, te llevamos de la mano desde el llenado de datos hasta la entrega de tu plástico.

    Además, las opciones que puedes encontrar con nosotros son muchas y lo mejor de todo es que están en un solo lugar. Para encontrar la mejor tarjeta debes de comparar y para eso nosotros somos expertos porque nos encargamos de recopilar la información necesaria para que no se te escape ningún detalle.

    Tenemos asesores especializados que podrán asesorarte a la hora de solicitar una tarjeta de crédito. Ellos están capacitados para solucionarte cualquier duda y apoyarte en el proceso de comparar tu tarjeta de crédito.

    La diferencia principal entre una tarjeta de crédito que cobra anualidad y una que no es justamente eso, el cobro que te generan año con año queda omitido por la entidad crediticia por un tiempo determinado o a lo largo de todo lo que uses tu plástico. No te preocupes por otros beneficios que tiene cada tarjeta en cada banco, al final también puede haber disparidades, quizá encuentres una que te dé más beneficios y además no te cobra anualidad, una que te cobre anualidad y no te cobra anualidad u otra que anualidad y además te da beneficios. D Debes de entender cuál es la mejor opción para ti.

    La mejor tarjeta de crédito va a ser la que mejor se adapte a tu estilo de vida o necesidades. El hecho de que la tarjeta no te cobra anualidad es un punto a favor y más aún si además de esto te da beneficios.

    Entonces, en lo que debes de fijarte a la hora de aplicar a una tarjeta es en conceptos como si te cobran anualidad o no, qué tipo de comisiones te vana cobrar y por cuánto serán. Procura que los beneficios que te ofrezca tu tarjeta los uses. Por ejemplo, si eres de las personas que viajan muy seguido y aplicas para una tarjeta de crédito que da beneficios para comprar en comercios electrónicos quizá tengas beneficios para comprar vuelos pero no tantos como los que pudiera tener una tarjeta de millas aéreas que te acumula puntos por cada compra que hagas relacionada a los gastos que tienes cuando viajas.

    Y hablando de viajes, también debes de pensar en la cobertura de pagos y transacciones que tiene tu plástico. Hay bancos que no tienen la facilidad de tener un sistema que sea aceptado en otras partes del mundo.

    Para elegir el mejor lugar para solicitar tu tarjeta de crédito debes de tomar en cuenta en dónde harás menos esfuerzo para que te den tu plástico.

    Como ya lo mencionamos, hay dos principales opciones en las cuales puedes solicitar tu plástico, en el banco y con Comparaguru.com y para encontrar el mejor lugar debes de tener en cuenta aspectos como el tiempo, la disponibilidad (horario de atención), distancia, opción de poder visualizar varias opciones.

    Si, por lo general las entidades bancarias ponen en los cargos de tus tarjetas comisiones con la finalidad de obtener una ganancia del préstamo que te hicieron. El “truco” aquí es lograr encontrar un equilibrio entre los beneficios que te da cada tarjeta y lo que te pide de comisiones, puede indicar que es una buena tarjeta para ti.

    Las tarjetas de crédito pueden ofrecerte más, menos o igual de beneficios que una tarjeta de crédito normal. La diferencia puede estar en el banco en donde solicites tu tarjeta.

    Los requisitos para tramitar una tarjeta de crédito son variados. Dependen del banco donde solicites tu tarjeta pero por lo general piden documentos generales:

    Cuando no eres tarjetahabiente del banco

    • Comprobante de domicilio
    • Identificación oficial
    • Comprobante de ingresos
    • Tener buen historial crediticio

    Cuando eres cliente del banco

    • Contar con buen historial crediticio
    • Mantener un saldo promedio mensual (en algunos casos)
    • Identificación oficial

    Comprobante de domicilio: Debe de corresponder al lugar actual en el que radicas en la actualidad. Lo recomendable es que se el del último mes pero si no lo tienes puedes usar el de el mes anterior al último. Puede ser el recibo de luz o de teléfono. Si rentas, puedes solicitarlo a tu casero.

    Identificación oficial: Puede ser tu identificación del INE, Pasaporte y en algunos casos licencia de conducir. Cualquiera, tiene que estar vigente.

    Comprobante de ingresos: Para comprobar lo que ganas mes con mes debes de hacerlo mediante recibos de nómina, honorarios o algún estado de cuenta de banco en el que se reflejen sus ingresos.

    Buen historial crediticio: Tu comportamiento en el pago de tus créditos y préstamos es fundamental a la hora en la que el banco evalúa tu historial crediticio. Por lo general, usan el Buró de Crédito para poder conocer tu actividad en el pago de tus créditos.

    Mantener un saldo promedio mensual: A comparación de tus ingresos esto es el saldo que tienes a lo largo de todo el mes. Es decir, si tienes ahorrado dinero en tu cuenta bancaria y no lo sacas durante todo el mes, esa cantidad se divide durante el número de días del mes. Si lo sacas un día antes de finalizar el mes solo te contarán el monto ahorrado durante el número de días que estuvo en el banco.

    Si. Aunque depende del banco con el que solicitas tu tarjeta de crédito, por lo general cuando se trata de tu primera tarjeta de crédito los bancos son un tanto flexibles a la hora de solicitar requisitos. Claro, todo dependerá, también, del monto de crédito que tengas en mente solicitar pues mientras más dinero pidas mayor tendrá que ser la capacidad de pago que tener.

    Podría parecer que una tarjeta de crédito que no te cobra anualidad es la ideal para ti pero lamentablemente no en todos los casos es así. Hay que recordar que además de la anualidad, los bancos cobran otros cargos extra como puede ser manejo de cuenta, disposición de efectivo, tarjetas adicionales solicitadas y otros más que si hacemos el balance representan un costo importante.

    Entonces, la respuesta es no. Cuando elijas una tarjeta no solo te fijes es si te cobra anualidad o no, también ten en cuenta que existen otras comisiones que el banco te cobra a lo largo del uso de tu tarjeta de crédito.