Menu
Contáctanos
Contáctanos 55 5011 9400 Lunes a Sábado 09:00-21:00

Cerraste sesión exitosamente

Te enviaremos un correo con instrucciones para reestablecer tu contraseña

Tarjetas de crédito para estudiantes

Filtrar resultados

Banco

  • Broxel
  • Citibanamex
  • Santander
  • Bancomer
  • Tarjeta
  • Ingreso mensual requerido
  • Edad mínima requerida
  • Anualidad
  • Costo Anual Total
  • Recompensas

$ 0 N/A

18 años

$ 50 MXN

90.5 % sin IVA

0.0 N/A

  • No se necesita tener historial crediticio. Puedes comenzar a construirlo con la tarjeta.
  • No hay requisitos de ingresos mínimos.
  • No necesitas tener un saldo a favor mínimo.
  • Con la aplicación móvil tienes la opción de generar tarjetas adicionales.
  • Desde la aplicación móvil compras tiempo aire.
  • Con la aplicación móvil tienes la opión de generar tarjetas adicionales.
  • Puedes aumentar tu línea de crédito a medida que incrementes tu saldo. (Aplican términos y condiciones)
  • Las deudas que adquieras serán reportadas a Círculo de Crédito.
  • No cuenta con un programa de recompensas.
  • No tiene cajeros automáticos propios, por lo que pagas comisión en los cajeros de su red afiliada.
  • Si quieres incrementar tu saldo más de $15,000.00 MXN pesos, deberás proveer más información.
  • No tienes acceso a las promociones de "meses sin intereses".

$ 1,500 MXN

20 años a 24 años 11 meses

$ 330 MXN (Sin IVA)

89.7 % Promedio sin IVA

5.0 puntos por cada 100 MXN de compra

  • Bonificación de anualidad al solicitarla por internet.
  • Acceso al programa Smartes.
  • Descuentos todo el año en tiendas, restaurantes, viajes y entretenimiento las veces que quieras y siempre a tu alcance.
  • La bonificación de la anualidad únicamente aplica cuando es tu primera Tarjeta de Crédito Citibanamex y la solicitaste vía internet.
  • Para conocer los detalles del programa Smartes consulta términos, condiciones y calendario en el newsletter, página de Facebook y página de internet.
  • Consulta términos y condiciones de los descuentos todo el año en el newsletter, página de Facebook y página de internet.

$ 2,750 MXN (Solo estudiantes)

18 años a 69 años 11 meses

$ 0

10.8 % sin IVA

1.0 punto por cada dólar gastado.

APLICAR Llamar ahora Más informaciónMenos información

  • No cobra cuota anual de por vida.
  • Programa de recompensas sin costo.
  • Protección contra el mal uso de la tarjeta.
  • Para no pagar anualidad es necesario usar la tarjeta por lo menos una vez al mes.
  • El programa de recompensas sin costo consta de la acumulación de 1 punto por cada $1 USD gastado o su equivalente en moneda nacional en todas sus compras:
  • La protección contra el mal uso de la tarjeta empieza a correr a partir de la fecha y hora del reporte de pérdida o robo de la tarjeta de crédito.

$ 6,000

18 años a 75 años cumplidos

$ 0

83.2 % Sin IVA

0.0 N/A

  • Sin cuota por anualidad.
  • Obtén tu tarjeta de crédito instantánea al momento de la contratación.
  • Tarjeta de crédito para personas nacidas en México o en el extranjero.
  • Esta tarjeta no cuenta con programa de recompensas.
  • El trámite de la tarjeta se hace únicamente en sucursal.
  • Para tramitar la tarjeta es necesario ser residente en el país con una identificación oficial vigente.

$ 7,500

20 años a 69 años 11 meses

$ 0 Sin anualidad si la usas una vez al mes

25.6 % Sin IVA

1.0 punto por cada dólar gastado

APLICAR Llamar ahora Más informaciónMenos información

  • No cobra cuota anual de por vida.
  • Seguro por pérdida de equipaje.
  • Protección contra el mal uso de la tarjeta.
  • Cancelación de deuda por fallecimiento.
  • Para no pagar anualidad es necesario usarla por lo menos una vez al mes.
  • El seguro de pérdida de equipaje cuenta con una suma máxima asegurada de USD $300. Sólo aplica en viajes de líneas aéreas autorizadas.
  • La protección contra mal uso de la tarjeta corre a partir de la fecha y hora del reporte de pérdida o robo de la Tarjeta de Crédito.
  • Cubre el saldo deudor de la Tarjeta de Crédito en caso de fallecimiento del titular.
Cargar más

¡Tips de ahorro gratuitos!

Recibe los mejores consejos para ahorrar dinero. ¡Suscríbete a nuestro boletín semanal!

Tarjetas de crédito

Estas tarjetas están dirigidas a jóvenes mayores de edad que van a la universidad y tienen ingresos mínimos. El propósito de estos productos es apoyar a los estudiantes para que tengan su primera tarjeta de crédito y comiencen a generar historial crediticio.

A pesar de que el monto de dinero que te prestan a través de una de estas tarjetas no es alto como el límite de crédito de otras, es una opción para cubrir tus necesidades de libros o materiales y, al mismo tiempo, iniciar tu actividad crediticia, la cual te servirá más adelante para solicitar préstamos más grandes -como hipotecarios o automotrices- o pedir tarjetas con beneficios más interesantes.

En ComparaGuru.com puedes comparar varias opciones de tarjetas para universitarios y elegir la mejor para ti.

Por lo general, estas tarjetas de crédito no te piden muchos requisitos y los ingresos mínimos necesarios para aplicar son de entre $1,500 y $6,000.

Además, a diferencia de otras tarjetas para las cuales debes comprobar tus ingresos con recibos de nómina u otros documentos, para solicitar una tarjeta de crédito universitaria puedes presentar estados de cuenta. De hecho, en algunos casos, si la pides en el mismo banco donde tienes tu cuenta de débito, ésta misma te sirve como comprobante de tu liquidez.

En la mayoría de los casos solo necesitas una identificación oficial vigente, un comprobante de domicilio y, por supuesto, un documento/credencial que avale tu estatus de estudiante activo.

La diferencia está principalmente en tres aspectos: ingresos mínimos, historial crediticio, límite de crédito. A continuación te explicamos en qué consiste cada uno:

  • Ingresos mínimos. En general, las tarjetas de crédito para estudiante piden ingresos más bajos que otro tipo de tarjetas. Mientras que para una tarjeta universitaria debes comprobar que recibes entre $1,500 y $6,000 pesos, para otro tipo de plástico debes ganar, al menos, más de $4,000. Además, la forma de demostrar los ingresos también es más simple, pues en algunos casos puedes hacerlo solo con un estado de cuenta o simplemente con tener una cuenta de débito en el banco donde vas a solicitar la tarjeta; para tarjetas convencionales te piden los recibos de de nómina mensuales que te entrega la empresa donde trabajas, con la finalidad de verificar que tienes (o tendrás) la capacidad de pago para cubrir tus pagos mensuales y tu deuda total.
  • Historial crediticio. Las tarjetas para universitarios están diseñadas para que los jóvenes inicien su vida crediticia, así que no es necesario que tengas historial en el buró de crédito.
  • Límite de crédito. El tercer aspecto es el monto del crédito.
  • Otros requisitos. Para darte otras tarjetas, los bancos te piden tener más de 18 años; otros se basan en el saldo mensual promedio que tienes en esa institución financiera en específico, y así, de banco en banco, cambian las condiciones para que te prueben una tarjeta.

Además de que te ayudan a generar actividad crediticia por primera vez, las tarjetas para estudiantes tienen muchos beneficios específicamente para tu estilo de vida.

Casi todas las que hay en México tienen promociones, preventas y programas de puntos totalmente dirigidos a jóvenes.

Muchas veces, las tiendas en línea, eventos deportivos, culturales o musicales dan preferencia, descuentos exclusivos y hasta promociones únicas para los usuarios de determinadas tarjetas. ¿No te gustaría tener certeza de que alcanzarás a comprar el boleto para el partido, el concierto o la obra de teatro que siempre has querido ver? Con estas tarjetas es posible que consigas exclusividad para este tipo de eventos o incluso promociones especiales; además, algunas te dan puntos por las compras que realices.

Después puedes utilizar esos puntos para pagar en algunos establecimientos (que seguro serán los que frecuentas).

Como estudiante tienes muchas necesidades y poco dinero. Debes comprar libros, material, comida y hasta cubrir tus gastos de entretenimiento. Una tarjeta puede ayudarte para esos momentos difíciles en los que te quedas sin dinero y ya no puedes hablar a tus papás. Además, te sirve para:

  • Mejorar el manejo de tu dinero: si eres de los que ya empieza a generar ingresos (por muy bajo que sea tu sueldo), tener una tarjeta de crédito te servirá mucho para ejercitar tu habilidad de gestionar tu dinero de manera efectiva y eficiente.

  • Comprar lo que necesitas y pagar poco a poco: las tarjetas de crédito tienen un límite, mismo que tienes para gastar en lo que quieras. Lo bueno de esto es que una vez que compras lo que necesitas, puedes pagarlo a plazos con un interés o -si aprovechas alguna promoción- a meses sin intereses. Todo depende del lugar donde compres.

    Incluso, puedes pagar tu colegiatura con tu plástico, si un mes te quedas sin dinero.

  • Empezar tu vida crediticia: tener tu primera tarjeta de crédito y pagar tus deudas a tiempo demostrará pronto a los bancos que eres un cliente confiable. Eso te abrirá la puerta a créditos automotrices, hipotecarios e incluso un límite mayor en tu misma tarjeta.

No, estas tarjetas son exclusivas para personas que tienen estatus activo en alguna institución universitaria. Recuerda que, en la mayoría de los casos, el banco verifica que estés inscrito.

Si ya no eres estudiante pero buscas una tarjeta de bajos requisitos, existen varias tarjetas básicas a las cuales puedes acceder con ingresos de entre $4,000 y $7,500.

Si ya no estás en la universidad pero quieres aplicar a una tarjeta de crédito que te pida requisitos mínimos, te recomendamos revisar las opciones básicas de cada banco, pues no todas te ofrecen lo mismo.

El monto que un banco te presta depende de varios factores entre los cuales se incluyen tus ingresos comprobables y tu historial crediticio. Cada banco define el límite para cada cliente a partir del riesgo que éste represente.

Como de estudiante por lo general no ganas mucho dinero, es probable que las instituciones financieras te presten poco.

Es importante mencionar que para las tarjetas de crédito universitarias el monto de crédito no es alto, ya que la idea es que con este dinero inicies una relación de confianza con el banco y si resulta ser conveniente para ambas partes, el banco te hará préstamos más grandes y te ofrecerá mejores beneficios. Por esto es importante realizar tus pagos en la fecha establecida y sobre todo, no usar más de lo que puedes pagar.

  • En el banco: puedes acudir directamente a la sucursal de tu banco preferido con tu credencial de estudiante, comprobante de ingresos, una identificación oficial y un comprobante de domicilio. Ahí, un asesor crediticio te dirá que es lo que sigue en el proceso de aplicar a este tipo de tarjetas. Posteriormente, debes esperar un plazo de entre 30 a 90 días para que el banco pueda evaluar la posibilidad de darte o no una tarjeta. Si eres aprobado debes recogerla en la sucursal donde la solicitaste o puedes pedir que llegue a tu domicilio.

  • Con un promotor en tu campus: los promotores de crédito son personas que obtienen una comisión por la cantidad de personas que aplican y obtienen una tarjeta. Ellos pueden ayudarte a solicitar tu plástico paso a paso .desde el proceso de llenar el formulario correctamente hasta llevar tus papeles al banco.

    En el caso de las tarjetas universitarias, es común que los bancos lleven un stand a las ferias de las escuelas o que se instalen en los patios algunos días.

    Recuerda siempre cuidar tus datos; aplica de esta manera solamente si tienes la total seguridad de que tu información personal será tratada con total confidencialidad y que no será usada para otros fines.

  • En línea, a través de ComparaGuru.com: también puedes aplicar para una tarjeta a través de ComparaGuru.com. La ventaja de hacerlo con nosotros es que puedes ver todas tus opciones y compararlas en minutos, y sin costo. La solicitud es 100% en línea y en una misma tabla puedes ver beneficios, costos, comisiones e incluso requisitos.

  • Con un promotor en tu campus: los promotores de crédito son personas que obtienen una comisión por la cantidad de personas que aplican y obtienen una tarjeta. Ellos pueden ayudarte a solicitar tu plástico paso a paso .desde el proceso de llenar el formulario correctamente hasta llevar tus papeles al banco.

    En el caso de las tarjetas universitarias, es común que los bancos lleven un stand a las ferias de las escuelas o que se instalen en los patios algunos días.

    Recuerda siempre cuidar tus datos; aplica de esta manera solamente si tienes la total seguridad de que tu información personal será tratada con total confidencialidad y que no será usada para otros fines.

  • En línea, a través de ComparaGuru.com: también puedes aplicar para una tarjeta a través de ComparaGuru.com. La ventaja de hacerlo con nosotros es que puedes ver todas tus opciones y compararlas en minutos, y sin costo. La solicitud es 100% en línea y en una misma tabla puedes ver beneficios, costos, comisiones e incluso requisitos.

¡Depende! Existen varios factores que pueden hacer a un tarjeta la mejor de todas. La regla general es: si te da muchas ventajas y no te cuesta o te da más beneficios comparado con el dinero que pagas por tenerla, entonces es una buena tarjeta de crédito.

En la tabla que te dejamos arriba puedes comparar la oferta de tarjetas de crédito para estudiantes y revisar desde los requisitos hasta las recompensas de cada una.

Sí, pero ten cuidado. Por lo general los bancos te cobran entre un 6 y un 10 por ciento por sacar dinero de tu crédito.

Para tener acceso a este servicio solo debes de configurar tu número confidencial para poder disponer de efectivo en ventanilla con tu credencial de elector u otra identificación, o en un cajero automático con el NIP previamente configurado.

Como todas las tarjetas de crédito, las tarjetas para universitarios cobran comisiones por algunos servicios como reposición del plástico por robo o extravío, disposición de efectivo, cuota por no usarla, impresión de estado de cuenta y movimientos, aclaración improcedente, uso de corresponsales, entre otros.

Los más importantes son:

  • Comisión por pago tardío: este pago corresponde a una penalización por parte del banco por no pagar a tiempo tu crédito. Siempre ten en cuenta las fechas de corte y de pago de tu tarjeta y, si tienes duda, pregunta a tu asesor bancario dónde puedes encontrar estos datos.
  • Anualidad: en algunos bancos te cobran una cuota anual por el manejo de tu tarjeta de crédito; verifica el monto. En algunas no te cobran el primer año y después sí, y en otras no pagas anualidad de por vida.

Depende del tipo de tarjeta que tengas y el comercio donde hagas tus compras. Algunos bancos te cobran una cuota por inscribirte a su programa de meses sin intereses y tener acceso a estas promociones.

Otros bancos tienen acuerdos con algunas tiendas y todas sus tarjetas entran a las promociones de meses.

Cuando pagas a meses diferidos tienes que efectuar al pago a la institución financiera que te otorgó el crédito, es decir, si sacaste tu tarjeta de crédito en el banco y pagas en una tienda con ese mismo plástico, debes de pagar al banco el total de tu deuda.

Dependiendo de la promoción, puedes pagar en 3, 6, 9, 12, 24 y hasta en 48 meses.

No confundas los pagos a plazos con los meses sin intereses. En el primer caso se trata de la posibilidad que tienes para diferir una compra o todas tus compras a meses, con un interés. En el segundo caso, son promociones que tienen las tiendas o el banco y que te permiten comprar a plazos sin costo extra.

En el caso de los pagos a plazos con intereses, el artículo o servicio que adquieras tendrá un costo mayor al inicial.

Por ley, una persona no puede pedir préstamos hasta que cumpla la mayoría de edad. Empezando por este factor, es importante tomar en cuenta que debes de tener 18 años cumplidos para solicitar una tarjeta de crédito, aunque sea de estudiante.

Además, antes de entrar al mundo de los créditos, debes hacerte varias preguntas: ¿soy responsable? ¿para qué quiero una tarjeta? ¿estoy listo para adquirir un compromiso financiero? ¿mis papás me ayudarían si no puedo pagar algún mes? ¿yo tengo forma de conseguir el dinero? Hazte este tipo de preguntas para tener una mayor claridad sobre si estás listo para tener tu primera tarjeta de crédito.

En parte, los bancos basan la decisión de darte una tarjeta de crédito tras investigar el comportamiento que has tenido como pagador de préstamos o créditos.

Si te atrasas en tus pagos, el Buró de Crédito agrega una leyenda en la sección del crédito o préstamos de “atraso”; seguido, y en forma de calendario muestra el número de semanas, meses o años de atraso que tienen tus pagos.

Si dejas de pagar esta deuda pasará a “¿” y será muy difícil en el futuro solicitar un crédito, pues como primera actividad crediticia no es recomendable retrasar o dejar de pagar. En general, estas dos malas prácticas son las que cierran la puerta para nuevas opciones crediticias en el futuro, así que piensa dos veces antes de dejar de pagar un crédito, pues a la larga puede ser muy perjudicial.

Porque aquí no tienes que hacer fila en el banco ni rellenar largos formularios para aplicar. Lo único que tienes que hacer es elegir la tarjeta que más beneficios te dé. Una vez que decidas cuál, llenas un formato con datos básicos y nosotros nos encargamos de transferir esa información a la institución financiera que hayas elegido, así como de apoyarte para que todo esté correcto desde el inicio.

Además, contamos con guías que te ayudarán a conocer todos los conceptos y pasos para utilizar de forma correcta tu tarjeta de crédito. Si esto no es suficiente para ti, tenemos en nuestra línea telefónica y por correo a asesores crediticios altamente capacitados para solucionarte cualquier duda, antes, durante y después del proceso de aplicar a una tarjeta de crédito para estudiantes.