Guía rápida para préstamos personales

Un préstamo es una transacción financiera entre dos partes – El solicitante y el restamista- en el cual el prestamista otorga una cierta cantidad de dinero al solicitante, la cual debe ser pagada en un futuro por completo. Los términos de dicha transacción suelen ser reglamentados por un contrato en el que se especifica el monto del préstamo (También conocido como monto principal), tasa de interés, duración del préstamo, fechas de pago, pagos mensuales y cualquier otra cuota que se deba cubrir.

Existen principalmente dos tipos de préstamos que un cliente puede solicitar: garantizados y no garantizados. Un préstamo personal es no garantizado (no requiere de aval ni garantía).

Los préstamos garantizados, requieren de algún tipo de garantía para el pago de la deuda. La hipoteca de un bien inmueble es un ejemplo claro de dicho préstamo. De esta manera el prestamista cuenta con recursos legales que respalden el pago de la deuda en caso de que el solicitante no cumpla con los términos de pago. Este tipo de préstamos bancarios representan un menor riesgo para ambas partes por lo que el prestamista normalmente acepta un monto mayor, plazos más amplios y usualmente una tasa de interés mucho más competitiva.

Por otro lado, los préstamos no garantizados no requieren de ningún tipo de garantía pues la decisión de aprobar el préstamo se basa en el ingreso mensual e historial crediticio del solicitante. El prestamista usualmente considera este tipo de préstamo como riesgoso por lo que eleva las tasas de interés. Así mismo el prestamista acepta otorgar Préstamos Personales con un menor plazo de pago (normalmente entre 12 y 60 meses) y aprueba un monto total relacionado al ingreso mensual del solicitante; por ejemplo el préstamo personal autorizado para el cliente será de no más de dos meses de sueldo del solicitante para asegurar el pago.

Préstamos a plazos y préstamos revolventes son los principales préstamos personales no garantizados que ofrecen los bancos. Con un préstamo a plazos, el cliente debe cumplir con horarios y entregas fijas. Está obligado a apegarse a fechas de pagos preestablecidas hasta liquidar el préstamo. Por otro lado, los préstamos revolventes son mucho más flexibles, parecidos a tener una tarjeta de crédito. Normalmente el banco establece una línea de crédito (también conocida como límite de crédito) con un tope límite el cuál puede usarse parcial o completamente en uno o varios retiros, siempre y cuando el monto total no exceda el límite de crédito. Este tipo de crédito personal no tiene fechas de pago predeterminadas y en el momento en el que se liquida el préstamo, el crédito disponible se ajusta de nuevo al crédito inicial.

Los Préstamos Personales son utilizados por varias razones:
  • Irse de vacaciones
  • Planear una boda
  • Colegiaturas para tus hijos
  • Remodelar una casa
  • Emergencias personales
  • Pagar cuentas fiscales
  • Lograr consolidar las deudas de su tarjeta de crédito y obtener intereses más bajos
  • Adquirir un coche
  • Para poder aprovechar alguna oferta

Es aconsejable establecer un límite personal sobre el monto que se desea pedir prestado y pedir solamente lo que realmente se necesita en ese momento. Lo ideal es limitar el monto total que se va a solicitar (tomando en cuenta los intereses y tarjetas de crédito) entre un 30% y un 40% de tu ingreso bruto mensual.

Primero necesitas verificar si cumples con los criterios de aprobación del prestamista. Varía mucho entre cada prestamista, pero principalmente debes ser residente permanente de México, tener entre 18 y 79 años con 11 meses, antigüedad de un año en tu domicilio actual, antigüedad de un año en tu empleo actual, contar con un buen historial crediticio.

Es necesario que revises que la documentación que necesitas para aplicar esté en orden. La documentación básica que requieres es la siguiente:

  • Identificación Oficial: Credencial de Elector, Pasaporte vigente; Formato FM2 o FM3 en caso de ser extranjero.
  • Solicitud de crédito completamente llena y firmada.
  • Comprobante de domicilio: Recibo telefónico con antigüedad no mayor a dos periodos de facturación.
  • Comprobante de ingresos: Recibo de Nómina, Estado de Cuenta o declaración de impuestos.

Los bancos y los prestamistas privados ofrecen un amplio rango de posibilidades en cuanto a créditos personales muy competitivos. Los bancos particularmente se encuentran bajo una regulación más estricta por lo que son más selectivos y cumplen con un proceso más estructurado.

Suelen ser menos estrictos y es más probable que le acepten un crédito a personas con historiales crediticios con dificultades. Si estás considerando solicitar un préstamo de dinero a un privado, te recomendamos asegurarte de que esta persona está correctamente identificada y forma parte de los prestamistas privados autorizados.

Los extranjeros que residen en México tienen derecho a solicitar un préstamo siempre y cuando cuenten con su la forma migratoria que valide la legalidad de su residencia en el país.

El trámite de un crédito con un banco puede tomar un poco más de tiempo en ser aprobado ya que buscan asegurarse de aceptar un financiamiento a la persona correcta. Es decir que el banco debe investigar sobre tu historial crediticio, pues aun cuando tengas un trabajo estable deben asegurarse de que tratan con una persona confiable y responsable. Es por esto que te recomendamos mantener una buena relación con tu banco antes y durante la solicitud de crédito.

En el caso de los extranjeros, es probable que una financiera o prestamista privado aprueben más rápido el crédito pues les interesa más un préstamo que consideran un reto pues tienen un mayor riesgo.

1. Historial crediticio, aprobaciones de crédito e Intereses

Como lo mencionamos anteriormente, en el momento en el que se solicita un Préstamo, el banco realiza una investigación sobre tu historial crediticio. Un historial negativo o con pocos movimientos normalmente causa una tasa de interés más alta o incluso la declinación de dicha solicitud de crédito. El crear y mantener un buen historial crediticio es muy importante para la autorización de un crédito. Puedes consultar el tuyo aquí: http://www.burodecredito.com.mx

2. Lee las letras pequeñas sobre tasas de intereses y busca promociones

Recuerda siempre revisar las comisiones adicionales y sanciones impuestas por los prestamistas. Algunas de las tasas y sanciones más comunes incluyen:

  • Cuotas anuales para préstamos renovables para mantener la línea de crédito.
  • Costos administrativos que normalmente van incluidos en el monto de las cuotas mensuales.
  • Cargos por prepago por el caso en el que tú decidieras liquidar el préstamo antes de la fecha establecida.
  • Cuota por pago tardío en caso de que haya retardos en los pagos mensuales.

3. Las tasas de interés anualizadas son una mejor opción para comparar y decidirse por la mejor opción.

Las tasas de interés anualizado y otras variantes importantes como tasas e intereses de los principales bancos se encuentran en nuestra tabla de comparaciones. Esta información es actualizada a diario y es la herramienta más veloz y fácil de usar para que logres encontrar el préstamo personal que mejor se adecue a tus necesidades.

Compara y aplica en 3 pasos sencillos

¿Por qué elegir ComparaGuru.com?

100% gratis
Fácil y rápido
Imparcial e independiente

ComparaGuru.com es tu mejor opción para comparar tarjetas de crédito, seguros de autos y préstamos personales o inmediatos. Utiliza nuestra herramienta de comparación para obtener información actualizada e imparcial. ¡Tenemos las mejores promociones!

Testimonial person
Gracias, ComparaGuru.com, por brindarme toda la información que necesito para comparar tarjetas de crédito y tomar la mejor decisión.
Jorge, Ciudad de Mexico

Hemos ayudado a más de 20 millones de personas en el mundo

Cotizaciones generadas en las últimas 24 horas

¡Tips de ahorro gratuitos!

Recibe los mejores consejos para ahorrar dinero. ¡Suscríbete a nuestro boletín semanal!

Últimas noticias

Lee las noticias más actuales sobre productos financieros en México y los mejores tips de ahorro. Ver todos los artículos.