¿Cómo gastar menos mientras estás de vacaciones?

|Posted by | Viajes
Tags:

¿Cómo gastar menos mientras estás de vacaciones?

No importa si sales o decides quedarte en casa. Siempre que hay vacaciones gastamos dinero, pero también es posible pasar un buen rato sin gastar tanto. Aquí unos consejos indispensables.

¿Tu tarjeta de crédito es la que más millas aéreas te da? ¡Descúbrelo!

6 tips para gastar menos si estás de vacaciones

#1 Haz un presupuesto exprés o de emergencia

Quizá no te dio tiempo de planear durante meses o semanas antes tu receso. No te rindas y lo más importante, no pierdas la cabeza con los gastos solo porque estás en plan relajado. Pon un tope de dinero del que dispondrás durante cada día de tus vacaciones y no te sagas de ese límite.

Por ejemplo, según un estudio de la firma Master Research, los capitalinos gastan en promedio $9,000 en sus vacaciones de semana santa, si salen fuera de sus ciudades de origen. Si tienes 7 días de descanso, ello equivaldría a gastar alrededor de $1,300 diarios y no más. Si te sujetas a este presupuesto rápido, tendrás una idea más clara de los gastos que puedes permitirte durante tu viaje y cuáles no.

Lee: 3 apps ideales que debes llevar para tus viajes

#2 Aprovecha todos los descuentos, días gratuitos, promociones locales

Según cuál sea tu destino, investiga qué promociones tienen, y si hay días u horarios de entrada libre. Usa tu móvil para comparar rápidamente servicios, sitios, restaurantes y demás servicios. Si hablas con las personas originarias del lugar, recibirás los mejores consejos para ahorrar.

#3 Permanece más tiempo en menos lugares

Si pretendes abarcar todos los lugares que te recomienden, o visitar todos los pueblos de la región, o bien, recorrer varios países cercanos a tu destino, muy seguramente gastarás más dinero que si permaneces en pocos lugares, pero con mejor control de los gastos. Al moverte mucho en días festivos, se incrementan los gastos de viajes y generalmente los hoteles no tienen ofertas ni promociones en estadías cortas.

#4 Mantén la flexibilidad de tu viaje

Ten siempre al menos dos o tres alternativas a tu plan A. Por ejemplo, si de último momento debes moverte de hotel, optar por hacer los almuerzos en picnic, organizar maratones de películas o cualquier otro plan económico imprevisto.

Además: 7 consejos sencillos para evitar problemas en tus viajes

#5 Comparte gastos indispensables

Si viajas acompañado o en grupo, opta por rentar algún departamento que cuente con cocina, lo cual te puede reducir los costos de comer en restaurantes. Compartan en partes iguales todos los gastos básicos: comida, hospedaje, transporte, entretenimiento.

# 6 Aprovecha los descuentos para viajar y para entretenimiento que, de por sí, ya incluyen tus tarjetas de crédito

Prácticamente todos los bancos ofrecen a sus clientes algún plan de recompensas, puntos y/o promociones por usar sus tarjetas de crédito en lugares que inevitablemente visitamos durante vacaciones: restaurantes, cines, cafeterías, hoteles, boutiques entre muchos más. Según el portal de viajeros, Turismocasual.com, siempre es más aconsejable pagar con tarjeta de créditoen destinos internacionales, ya que es una buena forma de acceder al dolar (o la divisa del país de destino) al precio oficial (aunque algunos bancos cobren una comisión por la transacción), y podrías ahorrar hasta un %40 en tus compras de esta manera, que si hubieras canjeado tu dinero en casas de cambio.

Comparativo de las tarjetas de crédito de millas y de viajes en México

 Si tienes varias tarjetas de crédito, te recomendamos lo siguiente:

  1. Usa para tus gastos de vacaciones aquella que te cobre el menor CAT.
  2. Verifica que el voucher que firmas contenga la cantidad correcta y guárdalos para cualquier aclaración.
  3. Las vacaciones es un buen omento para canjear los puntos, millas o promociones que te ofrece tu tarjeta de crédito, pues tienes tiempo de revisar bien los términos y condiciones de las promociones.
  4. Por seguridad, jamás pierdas de vista tu tarjeta de crédito, y si vas a utilizarla en compras foráneas, asegúrate que se trata de sitios físicos (o virtuales) seguros.