¿Cómo contratar el seguro del IMSS si trabajas por cuenta propia?

|Posted by | Tips de ahorro
Tags:

¿Cómo contratar el seguro del IMSS si trabajas por cuenta propia?

Para una gripa, una infección en el estómago, hasta para una consulta de especialidad un trabajador independiente recurre sin problema a médicos particulares porque el costo está a su alcance, pero ¿qué pasa cuando él mismo o alguien de su familia sufre un accidente y debe ser hospitalizado, o bien necesita una cirugía o tratamiento de por vida?

Sí, los precios se elevan y muchos ni siquiera pueden acceder a la atención o caen en endeudamientos irreparables.

Un préstamo inmediato te ayuda a salir de una emergencia médica. Compara gratis y paga menos intereses

Seguro público para trabajadores independientes

Y es que a diferencia de los trabajadores asalariados, los independientes no cuentan con ningún tipo de prestación, incluyendo la de servicios médicos, por lo que -todo el tiempo- están con los dedos cruzados para no sufrir ningún imprevisto de gravedad.

Ante dicha necesidad, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ofrece el esquema Seguro de Salud para la Familia, el cual se puede contratar voluntariamente por una cuota anual y te cubre a ti y a tu familia.  Según la página del IMSS, el seguro cubre asistencia médico, quirúrgica, farmacéutica, hospitalaria y maternidad. En caso de maternidad, se otorga atención durante el embarazo, el alumbramiento y el puerperio.

Hay enfermedades preexistentes que impiden su incorporación, padecimientos con ciertos periodos de espera, así como algunas exclusiones (cirugía estética, lentes, aparatos auditivos, tratamiento de padecimientos crónicos que requieran control terapéutico permanente).

Lee: ¿Cómo tener Afore si no eres asalariado o trabajas de manera independiente?

Qué te ofrece el seguro del IMSS como trabajador independiente

Al contratar el seguro del IMSS por tu cuenta, tienes derecho a asistencia médica, quirúrgica, farmacéutica, hospitalaria y de maternidad; en esta última, la mujer recibe cuidados durante el embarazo, parto y en el posparto.

En este seguro puedes amparar a familiares directos como esposa, hijos y padres; y también a familiares adicionales como abuelos, nietos, hermanos, primos, sobrinos…

Claro que por cada miembro que registres, debes pagar una tarifa anual.

La cobertura del Seguro de Salud para la Familia, inicia el primer día del mes siguiente al de su contratación; su vigencia es de un año, por lo que si al término deseas renovar, debes hacerlo dentro de los 30 días naturales anteriores a vencer.

Además: Cómo tener un comprobante de ingresos si trabajo por mi cuenta

Requisitos para afiliarte al IMSS por cuenta propia

A marzo del año pasado, eran 12 millones 344 mil 941 los afiliados a este Instituto, esto de acuerdo al Padrón de Beneficiarios IMSS-Próspera; y si tú quieres ser parte del IMSS es muy sencillo:

Puedes hacerlo en línea, en el portal del IMSS: http://www.imss.gob.mx/tramites/imss02014

O directamente en la ventanilla de la Subdelegación que te corresponda, de lunes a viernes de 8 a 15:30 horas.

La documentación que necesitas llevar –por cada miembro que desees inscribir- es:

  • Identificación oficial
  • Acta de nacimiento
  • Acta de matrimonio (si es el caso)
  • CURP
  • Comprobante de domicilio

Recuerda presentarlos en original y copia.

También te pedirán algunos datos generales, llenar un cuestionario médico y cubrir el pago de la cuota anual.

 

Cuánto cuesta el Seguro de Salud para la Familia de IMSS

El trámite por inscribirte es completamente gratuito, mientras que la cuota anual a pagar, se establece en función de la edad del asegurado. Estas son las tarifas oficiales del IMSS, válidas al 31 de enero de este año:

cuadro

Estas son las excepciones del seguro del IMSS para trabajadores independientes

Como todo seguro tiene sus exclusiones, toma en cuenta que no serán sujetos para asegurar, las personas que tengan alguna enfermedad preexistente como tumores malignos, enfermedades crónico degenerativas, enfermedades crónicas del hígado, insuficiencia renal crónica, valvulopatías cardiacas, secuelas de cardiopatía isquémica, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, trastornos mentales, enfermedades congénitas y síndrome de inmunodeficiencia adquirida.

No esperes a que caiga la tempestad sobre ti o tu familia, prevé con esta excelente opción.